El puesto 313 en el ranking

Por | 2007/09/28|Jóvenes Cooperantes, Todos|

Seguimos con los y las cooperantes. Y es que pronto finalizarán sus proyectos y volverán a Euskadi, llenos de vivencias, experiencias, sensaciones… De una manera u otra, todos y todas han encontrado su particular forma de retener en el tiempo estos recuerdos. Por ejemplo, Alain Sabalza, que se encuentra en Cochabamba (Bolivia) trabajando con el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA) y el Foro Rural Mundial, está escribiendo un diario y nos ha enviado algunos de los pasajes. Éste es uno de ellos: «Ayer dormí sólo 3 horitas, pues para las 3 de la mañana de aquí ya estaba despierto. Vueltas y más vueltas en la cama hasta las 8 que es cuando subí a la terraza del séptimo piso a tomarme 2 matecitos de coca y sentir la amabilidad de corazón con la que te atienden. A las 10 en punto ya estaba a la espera de Eduardo Acevedo, el jefe, que con su jeep me llevó a recoger a su mujer y salir dirección Chapare a las yungas, bosques tropicales de clima húmedo y caliente donde se cultiva la coca y frutas tropicales. Era como la laurisilva de la Gomera pero a lo grande, con unas montañas de sueño, sin saber si realmente estaba despierto o más bien dormido. Chapare es totalmente diferente a mi futuro municipio Torotoro, el que tiene el puesto 313 en el ranking de los pueblos más pobres de Bolivia (327). Este es muy sequito pero de gente amable. […]

Un cumpleaños muy especial

Por | 2007/09/14|Jóvenes Cooperantes, Todos|

La joven vizcaína Izaskun Mendia en su anterior carta nos contaba como fueron sus primeros días en Filipinas en su proyecto de cooperación. También nos adelantó que su intención era organizar algo especial para celebrar el día de su cumpleaños con toda la gente que le rodea. Pues bien, puso mucho mimo en los preparativos, pero al final la sorpresa se la llevó ella. Así nos lo ha contado: «Día 1 de septiembre de 2007.- Aún estaba dormida cuando el perro empezó a ladrar, el perro duerme fuera de la habitación y si ladra significa que alguien le ha asustado y que ese alguien aún anda por ahí. Esperando que fuera una de las monjas y que solo estuviese de paso, me di media vuelta para seguir durmiendo. Pero el perro continuo ladrando un buen rato, hasta que por fin, a las 4.30 horas Helen decidió levantarse y mirar. Para mi sorpresa al abrir la puerta apareció un precioso ramo de flores amarillas y un bonito cartel de «Happy B-day ate Itash» (Izaskun se les hace un poco complicado y así que Itash se ha convertido en mi nombre de guerra). El menos material de mis cumpleaños y el más especial de todos ellos. […]