Dentro del programa Juventud Vasca Cooperante 2013 el algorteño Iñigo Rodilla (24 años) y la duranguesa Julene Bernaola (23 años) compartieron su destino en la ciudad de Buga, Colombia. Iñigo es licenciado en ciencias ambientales  y Julene ingeniera de diseño industrial. Ambos son aficionados a la música, el teatro, el cine, el deporte y los viajes.

El año pasado tuvisteis la oportunidad de ir a Colombia dentro del programa Juventud Vasca Cooperante. ¿Cómo fue vuestra experiencia?

Esta experiencia nos ha servido para aprender muchas cosas, salir de nuestra burbuja y conocer otras realidades. Realmente ha sido una experiencia muy enriquecedora.

¿Cuál fue vuestra ONG de acogida y en qué ámbitos estuvisteis ayudando en el proyecto de cooperación?

La ONG que nos acogió en Colombia se llama Instituto Mayor Campesino. Nuestra labor se centró en ayudar a los campesinos/as y sus familias creando material sobre medio ambiente y agronomía que fuera útil. Iñigo preparó los contenidos del material y yo (Julene) me encargué de la parte visual.

Qué realidades encontrasteis en vuestro destino: la gente, la forma de vida, el entorno…

Desde el primer momento ves las diferencias socioeconómicas por todas partes: diferencias entre las casas, los barrios, la ropa, los coches… Aún así viven felices y la mayoría son muy humildes. Nos asombró mucho la iniciativa que tienen los campesinos/as hacia los proyectos comunitarios. Las condiciones de vida que padecen las mujeres nos parecieron muy duras.

Durante vuestra estancia tuvisteis la oportunidad de ver y aprender un montón de cosas y ejemplo de ello es vuestro blog Historias del Valle. ¿Por qué un blog?

Nuestra idea era escribir un diario a mano, para plasmar nuestras experiencias de Colombia, que nos sirviera como recuerdo en el futuro. Pero nos dimos cuenta de que si escribíamos un blog esta herramienta nos permitiría comunicarnos con nuestras familias, amigos/as y compañeros/as de programa.

¿Os resultó de utilidad esta bitácora para estar en contacto con vuestros familiares y amigos/as?

Sí, claro. El blog nos ha facilitado la tarea de contar nuestras historias del día a día. La semana en la que no escribíamos teníamos a nuestras familias en ascuas. Además las fotos que publicamos cuentan mil historias.

¿De vuelta en casa, seguís colaborando con algún proyecto de cooperación?

Bueno, no colaboramos directamente con programas de cooperación, pero sí como voluntarios. Iñigo colabora en la Fundación EDE como voluntario y yo ( Julene) en la ONG “La otra Mirada” y en Gorabide.

¿Qué creéis que puede aportar este programa a una persona joven?

Diríamos que permite ver diferentes realidades, adquirir nuevas experiencias, hacer nuevos amigos/as, y conocerse mejor a uno mismo.

Aviso: sí te gustaría participar en el programa Juventud Vasca Cooperante 2014 puedes inscribirte hasta el 24 de febrero.