Baditugu azkenik saridunen izenak! Honako lan hauek suertatu dira 2011ko auzolandegietako argazki, bideo eta idazlan lehiaketan irabazle. Hiru gazteek HP Mini 110-3620es Netbook bat jasoko dute beren lanarengatik.

Zorionak irabazleei eta mila esker parte hartu duzuen guztioi!!

Argazki garailea: Irribarre koloretsuak

Egilea: Maialen Alday Munilla
Auzolandegiea: Arte y Discapacidad, Valentzia
Argazkiaren azalpena: Arratsalde baterako antolatu ziguten ekintza kartulinetan
margotzea izan zen, eta bukatu ostean, birritan pentsatu
gabe hasi ginen elkar koloreztatzen, gure bizitasuna arte
bihurtuz…

Bideo garailea: Baños de la Reina ,The workcamp

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Kjydj1hQalQ[/youtube]

Egilea: Sergio Manuel Rodríguez
Auzolandegia: Baños de la Reina, Alicante
Bideoaren azalpena: Egun arrunt bat auzolandegian

Idazlan garailea: Which is very easy to say

…“Which is very easy to say”… Y así comenzaba mi primera experiencia islandesa con un vikingo sentado a mi lado en el vuelo London-Reykjavik, discutiendo las reglas fonéticas de la pronunciación del volcán-glaciar Eyjafjallajökull.

Cabe decir que debido a una broma genética, soy pelirroja y mi moreno se traduce en pecas sobre piel ausente de melanina. Vamos, que mi primer contacto vikingo me confundió con una camarada empezando a hablarme en islandés. Una divertida confusión que hizo efervescer mis ganas de descubrir una cultura maravillosa.

Sin mayores percances, llegué a Reykjavik en una soleada noche de verano a las 03.30 a.m. Tras llamar al albergue, dos amables y embriagados voluntarios cogieron mi mochila y me condujeron a mi primera fiesta islandesa en la que conocí a mis futuros compañeros y amigos, a los que echaría en adelante profundamente de menos.

Así pues,  mis primeros días se resumieron en: ver ballenas, ir a lagunas termales y beber su típica cerveza “Viking”…y todo ello intercalando “hitch-hiking” hacia lugares tan impresionantes como las interminables cataratas de Gulfoss, el humeante Géiser o el lago de Jokulsarlon.

Sin embargo, nuestro “workcamp” estaba algo más lejos: 15h en coche dirección fiordos del noroeste, donde el deshielo estival provoca cascadas cada sólo 5 metros moldeando las montañas de manera pintoresca durante cientos de años.

Quince increíbles días durmiendo en un colegio abandonado donde el único problema fue la ausencia de cortinas (a veces ventanas) que impedían ausentarnos del sol para dormir.  Despertábamos rodeados de interminables montañas en las que habíamos plantado árboles por la mañana, bordeadas de un agua tan azul que no podrías distinguir pitufo alguno.

Y así pasó Julio, uno de los meses de mi vida y en los que… sí, acabé aprendiendo la correcta pronunciación del volcán: “ay-uh-fyat-luh-YOE-kuuti-uhl”

Egilea : Amaia Ochoa de Amezaga
Auzolandegia: The villages in the Western Fjords (Islandia)